Fuego

Cuando estamos pequeños, nuestros padres nos dicen: “No te acerques al fuego porque te quemas”. Sin embargo, como niños curiosos, muchos de nosotros queríamos saber si el fuego realmente quemaba o qué significaba el quemarse. Así que recuerdo haber metido mi dedito chico en una vela y sentir el quemazón de primera mano cuando estaba muy pequeño. 

El fuego tiene dos características principales. Puede consumir o quemar todo, y por otro lado, puede servir como un agente purificador. Todos hemos visto incendios que lo han devastado todo, pero también hemos visto oro refinado o piedras preciosas que pasadas por el fuego, han sido plenamente purificadas. En la Biblia el fuego usualmente consumía el holocausto del sacrificio para el perdón de pecados, pero también se habla del fuego como un agente purificador. De hecho, dice que el Espíritu Santo actúa como fuego purificador. Por otro lado, dice que los que no sigan a Cristo resultarán quemados en un lago de fuego eternamente. Qué realidad tan triste, ¿verdad?
De modo que para nosotros los creyentes, el fuego debe ser un agente purificador. Pidámosle a Dios que Su Espíritu nos lleve al arrepentimiento de nuestros pecados y a vivir una vida en plenitud. En otras palabras, no dejemos apagar el fuego de Dios en nosotros. La Biblia dice en Hebreos 12:29, “porque nuestro Dios es un fuego que todo lo consume” (NTV)   

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s