Yo No Perdono

“Yo no perdono”, esa es la frase que he escuchado a algunas personas en diferentes ocasiones incluyendo en la consejería cuando están demasiado frustradas con sus sentimientos. Lo que realmente desean decir es que les es difícil perdonar. Perdonar no es tarea fácil para el ser humano, ya que estamos diseñados en nuestra naturaleza pecaminosa a la retaliación, a la venganza y al egoísmo. Nuestra predisposición nos invita centrarnos en las personas y en las faltas que hemos recibido o cometido. 

Sin embargo, aunque el perdonar no sea nuestra primera respuesta, puede llegar a ser de las mejores prácticas emocionales y espirituales que el ser humano pueda realizar. El perdonar es liberador y trae sanidad integral a nuestro ser y a aquellos que están alrededor nuestro. Entonces, para perdonar debemos reconocer que todos necesitamos perdón y por ende, debemos considerar el extender perdón a otros. Por otro lado, debemos reconocer nuestra necesidad de confesar nuestras faltas para poder mejorar en nuestra relación con Dios y con los demás. 
Perdonar es recordar sin dolor y aunque nos duela, Dios promete estar allí para ministrarnos, levantarnos y ayudarnos. Es más, Él ha prometido perdonarnos por Su gracia y amor hacia nosotros. Entonces, ¿deseas estar bajo Su perdón? La Biblia dice en Mateo 6:14,Si perdonas a los que pecan contra ti, tu Padre celestial te perdonará a ti” (NTV)   

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s