Compensación

Todos los días somos compensados. Unas veces somos compensados por nuestro trabajo, otras veces por nuestro esfuerzo y fidelidad y en otras ocasiones, somos compensados sin esperarlo. Hay compensaciones por gracia. Por ejemplo, todos los días somos compensados con una nueva oportunidad, con misericordias que son nuevas cada mañana, con nuevas fuerzas, nuevos desafíos, etc. Somos compensados de maneras sorprendentes al recibir lo inesperado o más de lo esperado. Somos compensados con razón y sin razón justa. Somos compensados con salud, con libertad y con recursos tangibles e intangibles que no terminaríamos de contar. 

Algunos están esperando siempre una compensación financiera porque creen que con ello se solucionarían muchos de sus problemas. Sin embargo, no piensan en las muchas maneras que son compensados con cosas que muchos quisieran tener. Por otro lado, también podemos esperar ser compensados con muchas cosas o recursos teniendo las mejores intenciones, con los más puros motivos y con la fe puesta en Dios con el objetivo de servir a los demás. 

Hay cosas que no esperas que lleguen. Hay otras que esperas y por fin llegarán; y hay otras que nunca has esperado y llegarán sin que lo esperes. Así que, confía en fe, espera en Dios y lo inesperado, sucederá. La Biblia dice en el Salmo 37:4-5,Deléitate asimismo en Jehová,Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará” (RV1960) 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s