¿Te has lamentado?

¿Te has lamentado de haber dicho o hecho algo en tu vida? ¿Te has lamentado de una oportunidad perdida, de una relación quebrantada o de una situación que se ha salido fuera de tu control? Creo que todos sin excepción alguna nos hemos lamentado de palabras, decisiones y situaciones que nos hubiésemos podido evitar si hubiéramos pensado mejor, orado más y tomado el tiempo para analizar mejor las cosas. 

La Biblia está llena lamentos. Es más, hay un libro completo llamado Lamentaciones que graba los lamentos de todo un pueblo, de las personas y de las situaciones que parecían y se habían salido de control. Muchas veces los lamentos fueron por la condición pecaminosa, otros por la situación deplorable en la que se encontraba todo un pueblo y en otras ocasiones, por la terquedad y las consecuencias que se estaban enfrentando. Sin embargo, en medio de todos los lamentos, hay también una palabra de esperanza y de confianza en Dios. Muchos han podido experimentar que Dios puede cambiar nuestro lamento en alabanza, ¿deseas experimentarlo personalmente?  
La Biblia dice en el Salmo 30:11-12,11 Tú cambiaste mi duelo en alegre danza; me quitaste la ropa de luto y me vestiste de alegría,12 para que yo te cante alabanzas y no me quede callado. Oh Señor mi Dios, ¡por siempre te daré gracias!” (NTV) 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s