Las cosas no son como parecen

“Las cosas no son como parecen”. Este es un dicho que comunica una gran verdad. No todo lo que se ve es así y lo que no se ve, muchas veces no es como nos lo imaginamos. Las apariencias son reales y todos hemos aparentado sentirnos de cierta manera cuando por dentro muchas veces nos podamos estar desmoronando. ¿Por qué lo hacemos? Simplemente, porque no podemos ventilar los anhelos, desafíos y preocupaciones a cada momento. 

Entonces, ¿Cuál es la solución? La respuesta radica en ser sinceros y afrontar las cosas, los desafíos y los problemas con toda intencionalidad y claridad. Debemos reconocer la etapa donde nos encontramos, ser sinceros con nuestro estado actual, evaluar las posibilidades que tengamos para enfrentar la situación, pedir consejo espiritual y profesional y sobre todo buscar lo que dice la Palabra de Dios, orar más fervientemente y descansar en el Señor. 
Dios nos ayudará a cambiar lo incambiable, a revertir lo que parece ser irrevertible y nos proveerá la sabiduría para tomar las mejores decisiones. La Biblia dice en Jeremías 29:13, “Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme” (NTV)   

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s