Recuerdo que en mi país había un programa cómico que transmitían durante el fin de semana. Usualmente pasaban entrevistas, dichos o frases de personas famosas. Para desacreditarlas jocosamente salía una voz muy chistosa riéndose después de escucharles que decía: “Sí, como no”. En otras palabras, todo lo que esa persona había dicho no era verdad y era supremamente cuestionable.

¿Cuántas veces pensamos de otros de la misma manera? Los escuchamos e internamente también nos reímos diciendo: “Sí, como no”. Pensamos que lo que dijeron es todo menos la realidad. Sin embargo, Dios nos mira de una manera diferente. Él nos juzga no solo por lo que hayamos hecho, sino por lo que Él ya hizo al enviar a Su Hijo Cristo a la cruz para morir por cada uno de nosotros. Él profirió un “sí” cuando todos decían “no”. Él dice “sí” cuando muchos dicen “no”. Él no nos cuestiona todo, ni se burla de nosotros. En cambio, Él decide amarnos, sustentarnos y cuidarnos.

El “sí” de Dios hacia nosotros es evidente. Como dicen por ahí: “Nadie derrumba a quien Dios levanta, nadie derrota a quien Dios protege y nadie maldice a quien Dios bendice. Ese es el “sí” de Dios. La Biblia dice en 2 Corintios 1:20, “Pues todas las promesas de Dios se cumplieron en Cristo con un resonante «¡sí!», y por medio de Cristo, nuestro «amén» (que significa «sí») se eleva a Dios para su gloria” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s