Sin Ganas

¿No tienes ganas? ¿estás desganado? O como dicen por ahí: “¿estas sin ganas?” La verdad es que muchas cosas en la vida se hacen “sin ganas”. Si las ganas fueran un requerimiento para lograr grandes cosas, no haríamos muchas de las cosas que comúnmente hacemos. Muchas cosas se hacen por obediencia y no por como nos sintamos en un momento en particular. Es en la obediencia donde Dios nos da las fuerzas para proseguir. De modo que aquí hallamos un principio fundamental que dice: “La mayor parte de las cosas que hacemos, no las hacemos porque tenemos las ganas de hacerlas, sino porque debemos hacerlas”. Es decir, aunque carezcamos de ganas, la obediencia nos premia deliberadamente.

La obediencia tiene dividendos eternos y beneficios a corto y a largo plazo. Puede que hayan cosas que no deseas hacer o que no tengas ganas de hacerlas, sin embargo, sabes que al hacerlas, recibirás muchos beneficios y ricas bendiciones. Si a esto se le aúnas el esfuerzo, la dedicación, el sacrificio y la entrega, desarrollarás características fundamentales para fomentar un espíritu vencedor en la vida.

Así que, “con ganas o sin ganas”, seamos obedientes a la Palabra de Dios, a Sus principios y a Sus caminos. Los beneficios de la obediencia serán testimonio de esta linda decisión. La Biblia dice en 1 de Samuel 15:22b, “¡Escucha! La obediencia es mejor que el sacrificio, y la sumisión es mejor que ofrecer la grasa de carneros” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s