Vivir

Una vez escuché la siguiente frase: “La vida es muy simple, pero nos empeñamos en hacerla difícil”. Esa no es siempre la realidad, porque la vida tiene altos niveles de complejidad. Sin embargo, cuando tiene episodios de simpleza, tendemos a complicarnos de más. La verdad es que no existe mejor regalo que aprovechar cada instante de nuestra vida. Debemos saber que Dios está dispuesto para ayudarnos, alentarnos y levantarnos en la vida cuantas veces sea necesario. Aunque tengamos muchos errores, Dios nos enseña en cada uno de ellos, porque la vida es demasiado corta para cargar con el peso de los errores ajenos.

Para gozar una vida en plenitud debemos entender que nuestra tendencia es tratar de realizar algo grande y de mucho significado, lo cual es de mucha importancia por la trascendencia que deseamos tener. Sin embargo, la vida se compone de cosas pequeñas que le dan sentido, propósito y significado. Como alguien dijo: “La vida no se trata de poder hacer, se trata de querer hacer”.

Nuestra vida es carente de poder sin el poder de Dios. De modo que, pidámosle a Dios el poder para enfrentar cada circunstancia, la sabiduría para tomar las mejores decisiones, la fortaleza para enfrentar las dificultades y la paz para calmar todo nuestro ser. Él lo hará. La Biblia dice en Marcos 8:36 , “¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?” (NVI).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s