Dolorosamente Doloroso

“Es dolorosamente doloroso”, fue la expresión que escuché de un doctor al salir de la sala de emergencias y comunicarle a una familia que su padre había fallecido. Al hablar de “dolorosamente doloroso” nos referimos a esos momentos de supremo sufrimiento, frustración y desánimo. El dolor se puede presentar a nivel físico, emocional o hasta espiritual. Físicamente, al estar hospitalizados después de una operación, los doctores o enfermeros preguntan: “De uno a diez, ¿cómo está su dolor?”. Por lo menos los profesionales de la salud tratan de implementar un sistema métrico para medir el nivel de dolor. Pero, ¿cómo se puede medir un dolor emocional o espiritual?

La verdad es que el dolor nos afecta de diferentes maneras y en diferentes circunstancias. Alguien dijo que “La única manera de hacer desaparecer el dolor es mediante la muerte”. En otras palabras, en esta vida, siempre experimentaremos el dolor. Sin embargo, Dios nos enseña mucho en los momentos que estamos experimentando dolor. ¿Cuál es tu dolor? ¿Qué te está enseñando ese dolor? ¿Cómo puedes sobrepasar el dolor que tienes? ¿Puedes clamar a Dios en medio de tu dolor?

Dios conoce nuestro dolor y está atento para ministrarnos y darnos paz en el corazón. Puedes estar seguro(a) que Él conoce tu aflicción, ha llevado todo tu dolor y puede aminorar cualquier carga que tengas. La Biblia dice en Eclesiastés 1:18, “Cuanta más sabiduría tengo, mayor es mi desconsuelo; aumentar el conocimiento solo trae más dolor” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s