Ser Feliz

La mayor parte de las personas desean ser felices o encontrar una felicidad plena. Sin embargo, “ser feliz no es tener una vida perfecta, ser feliz es reconocer que la vida vale la pena a pesar de todas las dificultades y saber que Dios está a tu lado”. Benjamín Franklin lo expresó muy bien cuando dijo: “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”.

La felicidad no es solo un sentimiento, es una condición del corazón en la que se debe trabajar todos los días para que se convierta en una constante diaria. Como diría el gran filósofo Aristóteles: “Solo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego”. La felicidad se encuentra en amar y ser amado y eso solo se encuentra en Dios porque Dios es amor. En otras palabras, no se puede ser feliz sin conocer a Dios. De no ser así, llenaremos nuestra vida de personas, cosas, circunstancias y situaciones que nunca nos darán una felicidad plena. Entonces, ¿de dónde proviene la fuente de tu felicidad? Si proviene de otros, de las circunstancias o de ti mismo, no podrás ser totalmente feliz.

Busca a Dios y serás una persona que aunque tenga circunstancias de prueba y adversidad, podrá ser verdaderamente feliz. La Biblia dice en el Salmo 16:11, “11 Me mostrarás el camino de la vida, me concederás la alegría de tu presencia y el placer de vivir contigo para siempre” (NTV).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s