No Todo Hace Sentido

Hay cosas que no hacen sentido, por ejemplo noticias inesperadas, situaciones abruptas, relaciones rotas, oportunidades, pérdidas, etc. Nuestra mente trata de racionalizar, procesar y hacer que todo haga sentido. Sin embargo, hay cosas que solo ocurren por designio divino. Hasta el científico Albert Einstein dijo: “Cada día sabemos más y entendemos menos”. En otras palabras, no todas las cosas tienen una explicación lógica y coherente.

Qué decir de los milagros, de los sucesos inesperados, de las pruebas, de las luchas, de las victorias, de las derrotas, de los premios inmerecidos, de las cosas sorprendentes, de los sueños completados, de las situaciones incoherentes, pero a su vez coherentes. En fin, no todo tiene una explicación, pero sí un propósito. Lo que para nosotros parezca no tener sentido para Dios sí lo tiene. Él conoce los tiempos, las personas, los sucesos y cada proceso.

De modo que lo que para nosotros no suele tener sentido, para Él sí lo tiene. Por lo tanto, dependamos de Él, escuchemos Su voz, aprendamos la lección de cada aspecto que pasa en nuestras vidas y preguntémosle lo siguiente: Señor, ¿qué quieres que yo haga? La Biblia dice en Job 42:2, “2 Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti” (RV1960).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s