Perdonar

“Perdonar es recordar sin dolor”. Esa es una definición que yo comparto constantemente. El perdonar no significa que podamos borrar de nuestra memoria los hechos, las personas o las situaciones que nos han causado dolor. Sin embargo, el perdonar es una acción y es una decisión. La mayor parte del tiempo es un proceso progresivo y no instantáneo. No debemos frustrarnos si no perdonamos rápidamente, pero no debemos posponer ni oponernos a perdonar ya que los más afectados seremos nosotros mismos.

Se ha comprobado que la falta de perdón es un factor crucial en el desarrollo de las enfermedades emocionales. Las personas que no perdonan tienden a ser más ansiosas, depresivas e inseguras. Son personas que batallan con confiar y con esperar lo mejor. Algunas suelen ser negativas y hasta posesivas. Aunque no podemos generalizar, sí podemos aseverar que las personas que perdonan son más seguras, confiadas y felices.

El perdonar es liberador porque muestra la misma esencia de Dios quien nos perdona. El perdonar es liberarnos del peso innecesario y de sentimientos nocivos. Entonces, ¿deseas ser libre? Práctica el perdón. Te aseguro que caminarás en una libertad indescriptible. La Biblia dice en Proverbios 17:9, “El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos”. (NVI)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s