Simplicidad

Vivimos en un mundo lleno de complejidades. Parece que las cosas más simples se nos hacen complejas y las más complejas son cada vez más complejas. En vez de simplificar nuestra vida, tendemos a complicarla cada vez más. Los múltiples compromisos, los trabajos, las relaciones interpersonales, las emociones, los pesares del ayer, los desafíos del presente y la incertidumbre del futuro, son solo unas pocas razones para que nuestra vida se vuelva todo un complique.

Sin embargo, Dios desea que vivamos una vida sin complejidades en medio de nuestras muchas ocupaciones diarias. ¿Cómo lograr la simplicidad en medio de la complejidad? Unos consejos son: identifica tus compromisos innecesarios, haz de lo primordial tu prioridad, enfócate en lo que es realmente transcendente y no en lo temporal, desarrolla una lista de las cosas que tienes que hacer, trabaja dando lo mejor de ti, no te olvides de mantener un equilibro y recuerda que aunque hayas planeado lo mejor, la vida siempre te dará muchas sorpresas. Sobre todo, descansa en el cuidado de Dios. Él tiene el control y se preocupa por el bienestar de cada uno de nosotros.

¿Estas preparado(a) para simplificar tu vida? La Biblia dice en el Salmo 62:1, “Solo en Dios halla descanso mi alma; de Él viene mi salvación” (NVI).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s