Sin Querer Queriendo

“Sin querer queriendo”. Esta es una frase cómica que nos habla de cuando hacemos algo sin intención. Es decir, aunque no queríamos hacerlo o decirlo, lo hicimos o lo dijimos. ¿Cuántas cosas no hacemos de esa manera? A veces ofendemos sin intención, en otras, hacemos algo rayando en la estupidez o en la ignorancia. Sin embargo, al darnos cuenta, pedimos perdón, nos arrepentimos, aprendemos del error y seguimos adelante. ¡Eso es lo que se espera! ¿Verdad?

Menos mal que en el diccionario y en la práctica existe la palabra perdón. El perdón es liberador y sustentador. Nos libera de las cargas y nos sustenta al permitir que continuemos con cada una de nuestras relaciones al perdonarnos unos a otros. El perdón es la base de toda relación. Sin el perdón no hay amor y sin amor no hay perdón. A perdonar sólo se aprende en la vida cuando hemos necesitado que nos perdonen mucho. 
Como dicen por ahí: “vencer y perdonar, es vencer dos veces”. El perdón es un atributo de los fuertes. Cuando perdonas, liberas tu alma, pero cuando dices lo siento, liberas dos almas. Además de todo, estoy contento con saber que Dios nos perdona. Él nos ama tanto que envío a Su Hijo Cristo para darnos vida eterna ¿Deseas recibir Su perdón? La Biblia dice en Proverbios 17:9, “Cuando se perdona una falta, el amor florece, pero mantenerla presente separa a los amigos íntimos”, (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s