Sabiduría

Un filósofo y poeta escribió lo siguiente: “Si quieres ser sabio, aprende a interrogar razonablemente, a escuchar con atención, a responder serenamente y a callar cuando no tengas nada que decir” (Johann Kaspar). La sabiduría no es solo saber y conocer, sino que radica en el buen ejercicio de nuestros sentidos y la buena toma de nuestras decisiones. En un sentido, no debemos confundir el saber con la sabiduría. El saber nos sirve para ganarnos la vida y la sabiduría nos ayuda a vivirla.

Hay personas que son supremamente inteligentes, pero no son nada sabios, lo cual usualmente se nota en la toma de sus decisiones. La sabiduría es el conocimiento aplicado. El sabio busca el saber, pero más que eso el poder aplicarlo en su diario vivir. Entonces, ¿buscas ser inteligente o buscas diligentemente la sabiduría? Los dos son necesarios.

A veces quedamos cortos en sabiduría, por eso Dios nos invita a pedírsela a Él. ¿Deseas más sabiduría? Pídesela a Dios. La Biblia dice en Santiago 1:5, “Si necesitan sabiduría, pídansela a nuestro generoso Dios, y él se la dará; no los reprenderá por pedirla” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s