A Plazos

No se si tu has sido una de esas personas que ha comprado algo a plazos. Es decir, que lo vas pagando poco a poco hasta que finalmente es tuyo. Por ejemplo, una joya, una ropa fina, un electrodoméstico, un carro, etc. Afortunadamente muchas cosas se pueden comprar a plazos incluyendo la casa donde vivimos, sin embargo, no todo en la vida se compra y menos a plazos. Es más, son más las cosas del diario vivir que se necesitan comprar de una sola vez que las que se compran a plazos.    

La vida cristiana tiene estos dos componentes. Cristo ya pagó la cuota y saldo total en la cruz por todos y cada uno de nuestros pecados. No necesitamos pagar nada a plazos. Sin embargo, nuestro crecimiento espiritual parece darse paso a paso, un día a la vez, una prueba a la vez y un logro a la vez. Lo más importante es saber que Dios no nos ve y trata a plazos. Para Él hemos sido justificados, lavados y adoptados como parte de Su familia. Él ve la historia completa y no sólo parte de nuestro caminar. Él ve el trabajo completo y no sólo una fracción de este. Él ve el potencial y todo lo que llegaremos a ser. ¿Le conoces a Cristo? ¿Tienes una relación con Él? Si no es así, hoy es tiempo de hacerlo. 


La Biblia dice en Romanos 5:1, “Por lo tanto, ya que fuimos hechos justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s