Lo Escondido

¿Habrá algo que hayas escondido temporalmente y no lo has podido encontrar desde aquel entonces? Creo que todos nos podemos relacionar con esto ya que hemos escondido algo que después nos es difícil encontrarlo. Usualmente terminamos encontrándolo en el momento menos indicado y esperado. Pero ¿qué decir de nuestra tendencia al esconder cosas en nuestro corazón?  

He aquí una lista para examinar lo que recurrentemente escondemos en el corazón sin querer hacerlo: “palabras, resentimientos, raíz de amargura, acciones, actitudes, paradigmas mentales, mentiras, falta de perdón, falsas percepciones, odio, ira, envidia y rencillas. Pero ¿qué tal sin en vez de estas cosas albergamos amor, perdón, fe, paz, paciencia, bondad y dominio propio? 
Esto parece una tarea casi imposible. La única manera de poder hacerlo es dejando que Dios obre con Su poder en nuestros corazones. Él desea que depositemos todas nuestras cargas y ansiedades delante de Su trono y que no escondamos nada en nuestro corazón. ¿Deseas hacerlo?  La Biblia dice en Salmos 51:17,17 El sacrificio que sí deseas es un espíritu quebrantado; tú no rechazarás un corazón arrepentido y quebrantado, oh Dios”. (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s