Sin Ganas

¿Has estado alguna vez sin ganas? ¿Se te han acabado las fuerzas? ¿Has estado desganado(a)? Definitivamente, todos hemos estado en momentos donde las fuerzas parecen haberse agotado. Las fuerzas, el ánimo y la motivación brillan por su ausencia y parece que estamos caminando en automático o por obediencia. La falta de ganas puede remontarse a muchas causas. Pero ¿Qué hacer?

Lo primero es sacar fuerzas de donde no las hay para explorar qué esta pasando. También debemos evaluar la causante de este sentimiento bien sea físico, emocional o espiritual. No debemos olvidar el buscar ayuda, asesoría o mentoreo. Finalmente, debemos descansar en Dios, actuar y esperar los resultados de parte de Él.  
Siempre podemos pedirle fuerzas a Dios. Él nos las puede renovar y proporcionar sin reproche alguno. Como dicen por ahí: “En el amor reside la fuerza y cualquiera que ama mucho, hace mucho y puede lograr mucho, porque eso hace el amor”. De modo que, recobra las fuerzas de lo que amas y especialmente de Dios. La Biblia dice en el Salmo 73:26,Puede fallarme la salud y debilitarse mi espíritu, pero Dios sigue siendo la fuerza de mi corazón; él es mío para siempre” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s