Perseverando

“El que persevera alcanza”. Ese es el dicho que comúnmente usamos para denotar que la perseverancia sí produce resultados y el no perseverar nos deja en la misma situación. El intentarlo una y otra vez muestra determinación, entrega y compromiso. Alguien dijo: “Inténtalo y fracasa, pero no fracases en intentarlo”. En otras palabras, no debemos quedarnos con la idea de intentar las cosas, sino activamente tratar una y otra vez hasta lograr algunos resultados. 

No podemos rendirnos a la primera. Muchas veces el talento no es suficiente y hay que esmerarnos un poco más. Puede que tengamos que luchar más de una batalla para poder lograr un objetivo, pero debemos recordar que las cosas difíciles requieren un largo tiempo y las cosas que parecen imposibles requieren tiempo y un poco de fe. Recordemos que la única lucha que se pierde es la que se abandona. 
De modo que, persevera, permanece y edifica ladrillo por ladrillo. En sólo un poco de tiempo te darás cuenta de todo lo que habrás podido edificar debido a tu perseverancia. Recuerda: “el que persevera alcanza”. La Biblia dice en Santiago 1:12, “Dios bendice a los que soportan con paciencia las pruebas y las tentaciones, porque después de superarlas, recibirán la corona de vida que Dios ha prometido a quienes lo aman” (NTV)   

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s