El Descontento

No es difícil sentir descontento cuando no podemos controlar nuestra situación. Mientras nuestra satisfacción dependa de que todo vaya bien, de las circunstancias, de las personas, de las preocupaciones y de las cosas, éstas nos seguirán robando la paz. El apóstol Pablo escribió sobre el gozo aún cuando estaba en la prisión esperando su condena o el ser ejecutado. Yo creo que él no expresó que nunca sentiríamos ansiedad o frustración, más bien, lo importante es cómo reaccionamos cuando esos sentimientos se apoderen de nosotros. 

Pablo aprendió lo que nosotros debemos aprender día tras día. Él soportó enormes sufrimientos, desde naufragios y hambre, hasta encarcelamientos injustos y palizas. Aprendió que las situaciones pueden ser dolorosas y desesperantes, pero al final descubrió que su verdadero contentamiento provenía de Dios y no de la situación por la que estaba pasando. 
¿Cómo reaccionas cuando las circunstancias están fuera de tu control? Pablo eligió entregar sus preocupaciones y recibir la paz de Dios. ¿Qué eliges tú? ¿El estar en descontento o el tener paz? La Biblia dice en Filipenses 4:7, 7 Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús” (NTV) 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s