Victimización

Un día escuché la frase que decía: “Es que soy victima de mis circunstancias”. El victimizarnos es una salida fácil para no enfrentar nuestra realidad. Muchas veces preferimos hacernos la víctima para no enfrentar a las personas o las situaciones que estemos pasando. Ya sea una necesidad, una ofensa o un deseo insatisfecho, el victimizarse no es una buena práctica. Esta bien que hay victimas de guerras, de luchas, de abusos y demás, lo cual es algo muy doloroso. Me refiero a usar las circunstancias del día a día para victimizarnos, no hacer nada al respecto, seguir en el “estatus quo” y tomarlo como excusa para todo en la vida.

En cierta instancia, todos somos victimas de nuestras circunstancias. Somos el resultado de lo vivido, bien sea para bien o para mal. Si no conoces de Dios, será más difícil no centrarte en tus circunstancias, pero si conoces de Él, aún en tu padecimiento puedes aceptar que Dios permitió dicha situación y que de alguna manera lo transformará para Su gloria. Sabemos que el es un Padre soberano quien nos cuida y que nos guía.

Dios quiere que nos sometamos a Él por completo. Podemos ser sinceros y decirle lo que nos disgusta y lo que nos ha pasado. Las preocupaciones y cargas son livianas en Sus manos. Él puede pasarnos de la victimización a la victoria. La Biblia dice en Romanos 8:28, “ 28 Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s