Una Espera Angustiosa

No sé si te ha pasado, pero yo he experimentado momentos donde la espera es muy angustiosa y desgastante. Pueden ser unos pocos minutos, pero parecen una eternidad. Por ejemplo, al esperar los resultados de un diagnóstico, a una persona que esta por llegar, alguien cercano quien está en el quirófano, el promedio de una clase difícil, al doctor que salga de la sala de urgencias, etc. Hay episodios de espera muy desgastantes. 

En tiempos difíciles, es fácil preguntarse por qué Dios tarda tanto en traer alivio. Al igual que el salmista, nosotros clamamos por ayuda a Dios “de lo profundo de nuestro corazón”, pero a medida que el tiempo se alarga, podemos sentir la tentación de tomar el asunto en nuestras manos. Al hacerlo, empeoramos las cosas al tomar malas decisiones, apresurarnos como si nada tuviera solución o como si la respuesta nunca fuese a llegar. Por eso es importante mostrar una actitud de confianza y fe durante la espera para que el tiempo sea productivo y beneficioso. 
Dios usa los momentos de espera para revelarnos malos comportamientos o pensamientos y transformar nuestras mentes y nuestro corazón. Podemos profundizar en nuestra confianza y dependencia en Dios. De modo que si estás esperando, recuerda que Dios es tu esperanza en la espera y que en el tiempo preciso y oportuno, Él te responderá con lo mejor para ti. La Biblia dice en el Salmo 130:1, 1 Desde lo profundo de mi desesperación, oh Señor, clamo por tu ayuda” (NTV)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s