Te Lo Tenías Guardado

Cuántas veces decimos algo como: “Te lo tenías guardado”. En otras palabras, tenías un secreto que no habías revelado. Quizá una noticia sorprendente como un compromiso matrimonial, una promoción laboral, una victoria familiar, una beca universitaria, etc. Pero, qué tal de aquellas noticias que hemos guardado por dolor, confusión y frustración y las hemos guardado en lo más profundo de nuestra corazón. Algunas noticias dolorosas y difíciles de compartir. Noticias devastadoras, situaciones vergonzosas, cuadros mentales que tratamos de bloquear para no sufrir. Noticias que si se comparten con otros, pueden herir y dañar a otras personas. En fin, noticias que aunque se quieran decir, nunca serán fáciles de afrontar. 

Hay cosas que debemos callar, pero otras que debemos confesar. Dios desea que confesemos nuestros pecados delante de Él para ser restaurados. También, si nuestro pecado afecta a otras personas, debemos pedir sabiduría a Dios y de Su misericordia para poder afrontarlo de la mejor manera posible. Como dicen por ahí: La verdad siempre sale a la luz y no se puede tapar el sol con un dedo. De modo que, compartamos lo que sea necesario compartir, confesemos lo que necesitemos confesar a Dios y a otros y experimentaremos la libertad que Dios tiene para cada uno de nosotros. 
La Biblia dice en el Salmo 32:5, Finalmente te confesé todos mis pecados y ya no intenté ocultar mi culpa. Me dije: «Le confesaré mis rebeliones al Señor», ¡y tú me perdonaste! Toda mi culpa desapareció.” (NTV)  

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s