Sin querer queriendo

El popular ícono mexicano, El chavo del ocho, hizo famosa una frase que dice: “Fue sin querer queriendo”. En otras palabras, no fue con intención o fue sin intención alguna. ¿Cuántas veces hacemos lo mismo? ¿Cuántas veces hacemos llorar, reír o frustrar a otros sin querer queriendo? Algunas veces lo hacemos queriendo, pero en otras, lo hacemos sin querer queriendo, es decir sin ninguna intención.  

Pensemos por un momento en las cosas que hacemos sin querer queriendo. Quizá ignoramos a otros por nuestra vida tan aprisa y a la ligera. Quizá ofendemos con nuestras palabras o con nuestras acciones. Quizá proyectamos algo que verdaderamente no somos, o quizá damos a entender un mensaje que no pretendíamos transmitir. 
Sólo hay una persona que hizo algo y queriendo voluntariamente nos ha dado una posibilidad de vivir una vida en plenitud. Esa persona se llama Jesús. Él sacrificó Su vida para rescatarnos y sin querer queriendo, ahora tenemos la posibilidad de recibir o no Su regalo de salvación. La pregunta es: ¿quieres dicho regalo o sin querer queriendo lo estas ignorando? Él desea dártelo hoy. La Biblia dice en Tito 2:14, 14 Él dio su vida para liberarnos de toda clase de pecado, para limpiarnos y para hacernos su pueblo, totalmente comprometidos a hacer buenas acciones” (NTV) 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s