Que tú amor no se aparte de nosotros

Una de las oraciones matutinas de San Agustín dice lo siguiente: “Al comenzar un nuevo día, te alabamos Señor, por tu infinita misericordia, por un día más que nos regalas la vida, el aire y el sol. Permítenos caminar hoy en tu presencia, líbranos de todos los males y haz que seamos de provecho y ayuda para todos los que nos rodean. Con toda la creación, esta mañana te alabamos y te pedimos que tu amor no se aparte nunca de nosotros. Por Jesucristo nuestro Señor, amén”.

Me llamó la atención que esta oración incluye una frase que debe estar todas nuestras oraciones: “Que tu amor nunca se aparte de nosotros”. Debemos pedir de esa manera, ya que nuestro amor humano tiende a agotarse, frustrarse y a condicionarse. En cambio, el amor de Dios es paciente, inquebrantable, inmensurable e incondicional. La Palabra de Dios dice que “Él es amor”. Él no contiene pequeñas dosis de amor, sino que es amor en Su misma esencia. De modo que si hay alguien que nos puede proveer de dicho amor duradero es Dios.

¿Deseas experimentar Su amor? ¿Deseas refugiarte en Su amor y vivir bajo Su inmensurable perdón? Él desea darte de Su amor, ¿lo dejarás obrar hoy? La Biblia dice en 1 Juan 4:8,pero el que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor” (NTV)    

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s